AMERICO


Atardecer en el valle de la luna, los andes majestuosos se muestran altivos en el horizonte, el Llicancahur con nieve en su cima encumbrado cual gigante nos vigila a lo lejos. Una copa de vino en una mano, en la otra un cigarrillo, el sol se aleja y nos muestra sus últimos rayos, nos dice adiós desde la lejanía. Mientras, un manto de estrellas empieza a vislumbrarse, con su lucero del alba como guardián de la luna. Y no puedo ser más feliz, no puedo sentirme más libre y quiero gritar, gritar bien alto abriendo los brazos y sonriendo. A pesar de sentirme tan pequeña en aquel paisaje desértico inmenso, a pesar de todo lo pasado ahora empiezo a comprender, ahora me siento en mi máximo apogeo, ahora por fin empiezo a tener constancia de quien soy.
















2 vociferaron:

mardevientos dijo...

que espectaculo tu descripcion!!...
ìY esa fotos TU FOTO.. DIVINA!
BESOTESS
(tenemos que hablar asi me contas detalles del viaje!)

ÀnimaAlada dijo...

sigue siendo exigente!

 

© Copyright Sólo los tontos saben lo que quieren . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates