LA GRIPE A Y LOS MALDITOS 40 PRINCIPALES


Podemos decir que hasta los 28 años viví en la inopia musical. Mi bagaje sólo se reducía a los 40 principales, cadena 100 y a cadena Dial y por tanto mi conocimiento de la Oreja de Van Gogh, Cantos de los Locos, Estopa, Shakira y Alejandro Sanz era total. Un día sin saber muy bien empecé a escuchar Radio 3 y desde entonces mi visión se abrió hacía otros lares. Empecé a investigar nuevos grupos que sonaban allende los mares y otros que me tocaban muy de cerca. Descubrí que la música en inglés no tiene porqué ser estridente, que el techno del bueno está de puta madre y que Russian Red tiene la voz más preciosa que jamás he oido, con permiso de Luke Pritchard (no llego a entender muy bien las razones, pero su voz me transmite vida, ganas de gritar y saltar sin parar). Desde entonces mi cultura musical ha avanzado bastante y a pasos agigantados. Intento ir a festivales, pues la música en directo me apasiona, sigo los nuevos lanzamientos de las bandas que me gustan y sigo investigando cualquier grupo que me caiga en las manos. Pero me siento estafada.


Eso no quita que siga escuchando las emisoras antes mencionadas, pero como os decía, me siento estafada. La razón es que me llena de estupor que radien sin ningún tipo de miramiento "Si bastasen un par de canciones" de Eros Ramazzotti de los tiempos de maricastaña y no se dignen en poner algo de los tantísimos grupos que existen intentando abrirse camino o con una reputación elevada conseguida a través de medios alternativos, quien dice Russian Red, dice Love of Lesbian, Lisandro Aristimuño, Lori Meyers, Jay Brannan, The Cycle, The Pinker Tones o tantos otros. Y es que me siento engañada, y lo peor no es que la gente no conozca a muchos de estos grupos, lo malo es que nadie los va a poner nunca en la radio para la inmensa mayoría y seguiremos con los mismos cantantes aunque lo que radien por la radio ya tenga más de 20 años. Ojo cada uno sabe su estrategia y su márketing, yo no me meto con eso, lo que siento es que no tengamos más alternativas que nos muestren que existe más vida además de Beyoncé y Shakira.





¿Y como ligan los 40 principales con la Gripe A? Pues no mucho, pero es que hacen que me sienta estafada por igual. Obvio que una enfermedad nunca es para tomársela a broma, pero que tomen una decisión de una maldita vez, que si el Tamiflú funciona que lo vendan, que si no funciona que busquen como solucionarlo pero que no me martilleen cada día con la misma mierda, una mierda que por cierto mata menos que la malaria, pero a quien le importa si con la malaria los que mueren son esos negritos desnutridos de África, porque nosotros cuando vamos a ver a esos negritos tenemos nuestro Lariam y nuestro Malarone, eso si a 50 Euracos la caja, y es lo que tiene el dinero, podemos hacer driblings a la muerte!!

Suena "El lado más bestia de la vida" - Cover de Albert Pla
COMPARTIMENTOS SEPARADOS




He reescrito esta entrada mínimo 10 veces. Debe ser que me estoy oxidando en esto de escribir y que mis manos están entumecidas cuando de escribir mis sentimientos se trata. Simple, Milo, hazlo simple no hay por que darle más vueltas de las necesarias.


Cuando le vi por primera vez supe que me iba a causar problemas y es que cuando me hablaba sólo pensaba en lamer sus labios y morderle la oreja, querer sentir su cuerpo desnudo en mi espalda y desear sus labios fue todo uno. Hubo "feeling" al instante por ambas partes, y es que en estos últimos años me he vuelto una experta en este sentimiento. Sin muy bien entender el funcionamiento de esta emoción, una lo siente bien adentro, y no me refiero sólo al sexual, hay gente con la que se te presenta para convertirse en buenos amigos y confidentes a pesar de que no los has visto nunca físicamente o con sólo verlos una tarde. El problema no era el feeling, el problema era querer morderle los labios.


Por motivos que no vienen al caso no podía dar rienda suelta a ese sentimiento, a pesar de que ambos pensábamos lo mismo, tuve que dejar escapar ese tren, por una vez actué racionalmente como una persona madura y la jodí. Tuve que hacer soberanos esfuerzos, pues cuando no puedes alejarte de esa persona tienes que aprender otras maneras de deshacerte de él, y en mi caso fue la indiferencia. Intenté no verle a solas, pero a veces esto era imposible y me ponía tan roja y tartamudeaba tanto que me sentía idiota, me comportaba como una quinceañera y el caso es que a él le pasaba lo mismo. Por este motivo, mi indiferencia pasó a ser total, indiferencia que él notó a la primera y que hizo que casi ni me saludara cuando nos veíamos. No se de que me quejo, fuí yo la que empezó con todo esto, fuí yo la que se separó de él incluso sin darle pie a ser mi amigo. No le dí cancha en nada, en nuestro caso yo no podía esperar nada, era imposible tenerlo como yo quería, así que ni una oportunidad le dí para conocernos mejor. Muchas cosas importantes estaban en juego, o eso creía yo.


Pero hoy por azar he descubierto muchas cosas de él, cosas que me han encogido el corazón y que me hacen cuestionarme por qué dejé pasar ese tren. He descubierto que sabe escribir y lo hace tan bien que he estado más de cuatro horas haciéndolo, he descubierto su pasión por la música, he visto que nos parecemos mucho, esta mañana me enamoré de él por cuatro horas. Esta mañana deseé haberle dicho lo que me pasó y que él entendiera, pero ¿De que serviría? El daño ya está hecho y nada volverá a ser igual. Perdí la oportunidad de descubrir a una persona que se me antoja que es maravillosa, y es que por una vez dejé pasar el tren y la cagué, me anticipé a las consecuencias cual adivina, creí que era la mejor decisión y hoy el tiempo me ha quitado la razón. Hace ya algún tiempo que se que mi vida está encima de muchas cosas y que si quiero algo tengo que lanzarme, pero con él intenté remediar la historia que se ha ido repetiendo en mi vida los últimos años, fue él la cabeza de turco que sin querer escogí para expiar mis pecados, y ya veis hoy la vida me ha enseñado que al menos tenía que haberlo intentado que cada uno toma sus decisiones y que yo ni por un momento le expliqué, sólo me alejé pensando que era lo mejor, cerré todas las puertas y no le dejé ni una rendija para que pudiera mirar adentro de vez en cuando.

Suena "Dreaming with a broken heart" - John Mayer
 

© Copyright Sólo los tontos saben lo que quieren . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates