MILONGAS HOY

Hoy Milongas tiene una sonrisa en la cara que le hace parecer idiota. Hoy Milongas ha mirado directamente y ha recibido la mirada y la sonrisa más pícara y más maravillosas de este planeta. Tanto, que ha tenido que dejar de mirar, pues el "calentor" le subía de los pies a la cabeza y ha creido que se derretía.
Hoy Milongas está intratable, se ha endiosado y no sabemos cuando va a volver. Si hasta habla en tercera persona!
ARGENTINA EN MI CORAZÓN





Corría el año 1991, cuando por esas casualidades de la vida me inscribí en un tipo de colectivo "pen friends" de esos en los que tenías que dar tus datos y escoger tres nacionalidades con las que querías cartearte. En primera opción puse con alguien de China, en segundo lugar Inglaterra y en tercer puesto Argentina. Otro avatar del destino quiso que nadie de China e Inglaterra quisiera cartearse conmigo, con lo que quedó Argentina.

Tras unos meses, llegó a mi casa una tarjeta en la que aparecían los datos de mi contacto Argentina, resultó ser una chica de mi misma edad, N. , por aquel entonces las dos contábamos con 15 años.


Aún recuerdo nuestras primeras cartas, la más corta tenía como mínimo 4 hojas escritas por delante y por detrás y la más extensa 12 hojas!!!!. No os podéis imaginar la ilusión que me hacía cuando llegaba a casa y mi madre me decía: "Has recibido carta de N. ¿Que te cuenta?" Mi emoción era tal que devoraba todo lo que me decía, me empapaba de lo que me explicaba, de su familia, de sus amores y desamores. Le explicaba como era mi vida, mis sueños, mis anhelos,... a veces pensaba que su vida era tan diferente a la mía que le contaba las cosas más básicas, y ella me respondía que en Argentina era lo mismo que aquí, que podía estar en otro continente pero no ser extraterrestre!
Si amigos, y es que a esa edad el desconocimiento que tenía sobre el mundo y la gente que lo habitaba era tal, que no caía en la cuenta de que también tenían televisión, canal por satélite y que sabían que las olimpiadas del 92 se asignaron a Barcelona!


Estuvimos 10 años carteándonos antes de conocernos "en persona". Se dice pronto, pero la verdad que el cajón en el que guardo sus cartas, sus regalos y sus fotos está a rebosar, y a veces cuando la nostalgia me atrapa por no tenerla tan cerca como quisiera, hecho mano de ellas, las vuelvo a leer y me agarra un nosequé por la panza difícil de narrar. Las relaciones a distancia, sean del tipo que sean, son difíciles de mantener, pero todo depende de la voluntad de las personas implicadas. Nosotras quisimos mantener vivo lo que nos unía y lo conseguimos, y eso que en aquellos tiempos no existía para nosotras ni el messenger ni el hotmail!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


En el año 2000 dio la casualidad (otra vez presente en mi vida) que sus padres iniciaron un viaje por Europa. Fue entonces cuando tuvimos (mi familia y yo) la oportunidad de conocerles. Estuvieron unos días en casa conviviendo con nosotros y visitando la ciudad. He de reconocer que tenía algunos recelos, sobre si congeniariamos, pues una cosa es cartearse y otra muy diferente tener que lidiar con la presencia de personas, a las que a pesar de que las conocía como si fueran miembros de mi familia, nunca les había podido abrazar, darles un beso o simplemente darles la mano. Pero hay una cosa que siempre he sabido, y es que la gente buena, siempre se junta con los buenos, y que una sonrisa, el dar lo que tienes sin esperar nada a cambio y la humildad son los ingredientes básicos para entablar cualquier relación.


Fue así, como en esa visita, supimos quienes éramos. Nos reímos, comimos arroz con leche hecho por mi madre, ese que tanto le gusta a J. (el papá de N.), hablamos largo y tendido con N. (mamá de N.), mi padre tocó la gaita a J., como buen gallego y descubrimos que a partir de aquel momento teníamos parte de nuestra familia en Argentina. Descubrimos a gente como nosotros, con sus ilusiones e inquietudes, gente a la que a partir de aquel momento empecé a querer aún más, si eso era posible. Me emocionaba lo bien que estábamos pero he de reconocer que lo que más me emocionó fue el sentimiento de mis padres al conocer a esas personas.


Pero ese viaje dio más de si, y es que maquinamos entre todos que al año siguiente yo viajaría a Argentina para conocer a N. Fue un año de llamadas telefónicas sin que N. se enterara preparando el viaje, riéndonos de la sorpresa que se llevaría. Fue un año de nerviosismo, la conocería y muchas dudas me asaltaban. Le había abierto mi corazón, la había expresado cosas que nunca antes le había explicado a nadie. Y es que el cartearte con alguien que se encuentra a más de 10.000 Km de tí, tiene la ventaja de que te descubres, te liberas a cada línea que escribes y llega un momento en el que te das cuenta que has volcado lo que tú eres a alguien al que nunca has visto! Fue un año de emociones y de ilusiones.


Por fin llegó el día, me embarqué con Air France sabiendo de donde salía, pero sin saber a ciencia cierta lo que me esperaba, aunque una cosa si que tenía clara, me iba a encontrar con gente que me iba a arropar como una hija, que me iban a dar todo su amor y con la persona con la que había compartido muchos secretos y confidencias, me iba a encontrar con mi AMIGA.


No puedo describiros fielmente lo que sucedió en Ezeiza. Salía con el equipaje y de repente me los encontré allí, mirándome, esperando que me acercara para abrazarme. En ese momento vi que N. se acercaba hacia mí, la reconocí sin lugar a dudas, y entonces empecé a llorar y me abracé a ella. Ella también lloraba. Imaginaros, aquella misma mañana de julio la despertaron a las 6 de la mañana, para decirle que su amiga de España llegaba ese mismo día a Argentina! ¿Como no nos íbamos a poner a llorar las dos? Estuvimos un buen rato abrazadas y hablando atropelladamente, diciendo cosas y más cosas fruto del nerviosismo que nos embargaba.


Fue mi primer gran viaje y el que más recuerdo. No fue un viaje a Argentina, fue un viaje para visitar a mi otra familia, conocerles, pasar el tiempo con ellos, sentir lo que ellos sentían. Pude conocer a M. (el hermano de N.) y a sus geniales fotografías, visitamos Buenos Aires, bailé tango en San Telmo, nos perdimos en la Recoleta, recorrimos el Tigre, comí alfajores en Mar del Plata, Cariló,... Disfruté tanto! no fue un viaje a un país, sino un viaje a la vida de una familia.


Desde entonces, yo he visitado Argentina otra vez más, y ella ha venido aquí dos veces junto a su hermano y su novio. Muchas cosas nos han pasado en los 15 años que hace que nos conocemos. La última vez que los vi fue en diciembre de 2004, estuvimos disfrutando de nosotros mismos, explicándonos confidencias al oído y no en las cartas. Fue un viaje sin despedida porque N. así lo quiso. Me dejó una nota en la nevera agradeciéndome la estancia, fue una nota que me hizo volver a llorar porque me di cuenta que iba a pasar mucho tiempo antes de que los volviera a ver, pero me equivocaba. Lo bueno de nuestros tiempos es que con esto del internet, la distancia no existe. Cada tarde cuando llego a casa y me conecto, allí la encuentro. Hablo con ella a través del msm, les veo por la webcam y los siento un poquito más cerca. Hoy las cartas escritas han quedado atrás, no así nuestra amistad, que a medida que van pasando los años se va consolidando y haciendo más fuerte.

Que sirva este post N., para daros las gracias por hacer que no existan barreras entre nosotros, gracias por hacer que parte de vuestra alma, vuestro cariño y vuestros abrazos me acompañen en este largo camino que es la vida.


Os quiero.
GRANDE RICARDO

"Aquí no es bueno el que ayuda, sino el que no jode, Acuérdese"
Ricardo Arjona, "Noticiero"
BIRDLAND
Lee aquí si quieres saber de donde viene Habla para que yo te conozca: Literatura de mesilla
"El rey atónito se repuso del estupor que le sobrecogío en ese instante al ver la golondrina en el hombro del viejo y decidió que tenía que hecharle de palacio, costase lo que costase. ¿Cómo se atrevía a tener a una golondrina? Si era el pájaro emblema del reino! Su posesión por un ser humano estaba prohibida! ¿Quien iba a creer a ese hombre? ¿Que pensarían sus súbditos si le dejaba entrar en su magnífico castillo? ¿Cómo se atrevía aquel viejo harapiento a decirle que su maravillosa hija hablaba con los pájaros? Podían vivir en Birdland, pero en tantos años de existencia del reino, nunca nadie había descifrado el lenguaje de los pájaros. Definitivamente no podía consentirlo.
- Viejo, descamina lo andado y vete! Nada hay en este palacio que tu puedas hacer. Nadie solicitó tus servicios y nadie nunca reclamó tu presencia ante mí.
Sin mediar palabra, el viejo se alejó no sin antes mirar hacia la ventana desde donde la niña observaba la escena. Fue entonces cuando sus ojos se cruzaron y en ese preciso instante, la gran ventana se abrió. La niña había subido a la repisa y se precipitaba hacia el vacío. El rey loco de ira le gritaba que volviese dentro, que se haría daño, pero la niña no le escuchó. Abrió sus brazos y se lanzó en picado hacia los brazos de su padre. Nada se pudo hacer ante aquella escena dantesca.
El cuerpo de la niña yacía en el suelo mientras el rey, sin poder articular palabra lloraba sobre el cuerpo de su hija muerta. El viejo se giró:
- Recuerda, perdiste lo que más quisiste por no dejarlo ir. Si quieres a alguien debes dejarlo que siga sus propios sueños, su propio camino, debes dejar que se vaya. Si alguna vez te quiso, volverá. Si no vuelve nunca, es que nunca quiso estar en el sitio del que escapó. Te aferraste a la idea de que nada bueno le esperaba fuera de su urna de cristal, pero a tu hija, cuál pájaro enjaulado, la muerte le pareció la mejor de las liberaciones. Aprende de tus errores y no te creas en la potestad de creer que lo que tu deseas, siempre es lo mejor para los demás.
FIN.
¿Regusto amargo quizás? ¿Propones otro final? Retoma el relato donde lo dejó Agia,...



CUANTO CUESTA UNA VIDA?



(Yemen 2001)


Y ustedes se atreven a justificar que sus vidas valen lo que un barril de petróleo??????


¿Vale una guerra miles de muertos "colaterales"?


SEÑORES, QUE LEJOS NOS PARECEN LAS DESGRACIAS


CUANDO NO NOS ATAÑEN PERSONALMENTE.
NO TIENE DESPERDICIO

Podéis estar deacuerdo o no, considerar que es un impertinente, un mamarracho, un aprovechado, un descarado,... todo lo que queráis y más. Pero yo creo que los tiene bien puestos,.... DIJE ALGUNA VEZ QUE SOY BASTANTE ROJILLA??????? JA, JA, JA,...

PASEN Y VEAN SEÑORES Y SEÑORAS PUES LA VERDAD ES QUE NO TIENE DESPERDICIO!



Powered by Castpost
EJECUTORA

Cuantas veces hemos oído de boca de algún conocido que apreciamos: "déjalo no vale la pena ponerse a malas con ese tipo, algún día recibirá su merecido", o nosotros mismos hemos pensado que era mejor no insistir en algún tema porque era tan costoso llegar a que se demostrara que teníamos que razón, que nos hemos desanimado antes de comenzar. Seguro que os ha pasado alguna vez, o más de una, en la que os habéis portado bien con alguien, en la que le habéis brindado todo vuestro apoyo y al final os la ha clavado por la espalda y doblada.
Siempre he pensado que existía un comando de gente, los llamados "Ejecutadores" , gente más fuerte y más inteligente que yo, que sabía plantarle cara a esa gente "mala" que pulula por el mundo y que se dedicaban a castigar a los malhechores en algún momento de su vida. Podían tener forma de chica, de esa chica que le rompía el corazón al tipo que se había portado tan mal contigo en el amor, o podía adquirir forma de hombre al volante que le daba un golpe al coche de esa persona que había huido del accidente sin socorrerte,... en definitiva me imaginaba que existían personas como tú y como yo, que en algún momento de su vida pagaban con la misma moneda a esos menos buenos que todos conocemos o hemos conocido.
Pero ahora me cansé de pensar que a cada cerdo le llega su San Martín como limpiándome las manos y creyendo que serían los "Ejecutadores" los que le darían su castigo, me cansé de ver como me quedo con la rabia de saber que esa persona puede seguir haciendo lo mismo, me cansé de ver como engañaba y como me arrebataba mi tranquilidad. Así que esta vez voy a ser yo la "Ejecutora", así que esta vez no voy a dejar pasarte ni una. Esta vez voy a luchar por lo que creo que es justo, cueste lo que cueste.
SANTA INOCENCIA 2

Tengo por costumbre explicar historietas a los niños pequeños que me encuentro a mi paso, con mejor y peor fortuna. Les explico básicamente unas 4 que son la del caballo de Troya, la de las ranitas y la de la moneda (de los cuentos de Jorge Bucay estas dos últimas) y la que más me gusta: La de Tor.
Tor es un Dios que habita en el cielo y tiene una fragua en la hace trabajos en hierro, tipo herraduras, cabezales para camas, vallas para sus vecinos etc. Cuando trona en la tierra es que Tor trabaja concienzudamente y el ruido del golpe de su martillo contra la fragua se oye por toda la tierra, además cada vez que golpea algunas pequeñas llamitas del contacto entre el hierro de su martillo y el hierro de su fragua saltan y se escapan por la atmósfera en forma de rayos. Pero a veces Tor golpea tan fuerte con su martillo que éste cae a la tierra, entonces en esos momentos Tor llora y llora desconsolado porque no puede seguir trabajando y le va a llevar meses construir uno nuevo. Sus lágrimas en forma de lluvia caen a la tierra en la medida en la que el va llorando.
Obviamente, lo adorno muchísimo más con el afán de que alguno de estos niños pueda acordarse en algún momento de lo que la lunática de la Milongas les explicó cuando eran pequeños.
Ya casi había desistido de que esto ocurriese nunca cuando hace dos sábados empezó a llover para convertirse después en una gran nevada. Estaba en casa de mis padres y dió la casualidad de que había un niño al que ya hace algunos años le expliqué la historia de Tor. Cuando empezó a llover el corazón me dió un vuelco al escuchar como le decía a su madre y a la mía, que Tor estaba triste. Las madres sin saber el porqué de la salida del niño le preguntaron, entonces él, poco a poco, e inventándose muchísimas más cosas de las que yo le conté, les explicó la historia con todo lujo de detalles. Me sentí profundamente emocionada, pues eso quería decir que me escuchó y que la historia se le quedó grabada. Ahora bien, cuando empezó a nevar el muy pretencioso me preguntó: Milongas, Tor está triste y llueve ¿pero que me dices de la nieve? ¿Porqué nieva?
Me miraba con ojos inquisidores, como si yo le hubiese traicionado o mentido por no explicarle ese fenómeno de la naturaleza, así que yo tras pensar unos segundos le dije: Porque Tor está tan contento que coge los almohadones de su cama para hacer una guerra de almohadas con su familia, y las plumas que están dentro, brotan a la tierra cada vez que cada uno de esos almohadones se rompe!
Me miró y me remiró y al final me contestó: Puahg, ese Tor está loco! no puede llorar y reír después al cabo de dos segundos!
En ese momento me dí cuenta de que ciertas historias pierden su encanto cuando uno se va haciendo mayor!
VERSIÓN ARGENTINA

Me quedo con esta versión!

QUE SI, QUE SI

que es cierto, que me abdujeron los extraterrestres!!!! ya veréis: salía de mi casa, caminaba como siempre hacia el coche, eran las 7 de la mañana. Abrí la puerta, me quité el abrigo e inmediatamente después de sentarme, encendí la radio, mucha gente dirá que eso consume más batería al encender el coche, pero que carajo! yo sin música no soy nadie. Así que procedí posteriormente a encender el coche. Iba yo contenta cantando Ismael Serrano, cuando a toda ostia por la autopista, sentí que mi coche me decía ¡BASTA! con un ruidito peculiar. No le di mayor importancia y seguí avanzando. Un poco temeraria yo! Pero mi coche (que los tiene bien puestos, no en vano lleva 13 años en circulación) me dijo: Chatina, aquí me paro.
Y dicho y hecho. Tras la posterior mala ostia, consiguientes patadas en las ruedas delanteras, y una serie de improperios que no me atrevo a reproducir pues a veces soy una señorita, busqué ese chaleco tan mono de tendencia futurista, saqué los triangulitos de rigor y llamé a la grua. Tras unos 20 minutos de espera, llegaron mis Ángeles Salvadores (es un decir).
Eran dos, yo los describiría como el "Gordo" y el "Flaco", por lo que vamos a llamarlos G y F. Se pararon delante del coche y me preguntaron: ¿Se ha quedado tirada con el coche Señora?.
Vamos por partes, esta frase claro está, está llena de incongruencias, primero porque no tengo por costumbre ponerme el chalequito de la puñeta para estar más atractiva y segundo porque lo de señora me tocó un poco los huevos ¿Señora? ¿Pero no han visto mi aspecto juvenil? ¿Mis "no patas de gallo"? ¿Mi pelo largo ondeando al viento? (inciso: tengo una teoría, y es que la medida del cabello es inversamente proporcional a la edad de una mujer). Por tanto, esos dos, G y F, sin proponérselo habían acabado con la poca paciencia que me quedaba (que por cierto, tampoco acostumbra a ser mucha en situaciones normales!). Así que tras decirles que no era Señora, que era Señorita y preguntarles que si creían que me ponía por gusto el chaleco, los susodichos G y F no entendieron nada de lo que les dije, me miraron con cara socarrona y se echaron a reir.
Tras esto, siguieron a lo suyo sin hacerme mucho caso, cargaron el coche en la grúa y luego los tres nos subimos al vehículo. La grúa no tenía desperdicio, parecía un piso de chicos solteros (o vamos, como yo me imagino algunos pisos de chicos solteros): pósters de tías haciéndoselo con animales, envoltorios de galletas y patatas por todos los rincones, un olor que tiraba pa'trás (inciso: no creo que sólo fuera el sudor! sinó que los pedos concentrados de dos tipos con alimentación pésima, en una habitáculo cerrado y con la calefacción a tope, en vez de desaparecer aún aumentan más su potencial oloroso y se hacen resistentes!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!).
Pero lo mejor aún estaba por venir:
G - Oye F, he leido por ahí que en el 22% de los coches en circulación, sus "viajeros" están practicando sexo (obvio que he sido un poco más fina traduciendo las palabras de G, recordad que soy una señorita a veces!!!! ;-)
F - No jodas, G. Eso es una pasada, vamos a ver si pillamos a alguno!
¿Con quien me había subido a la grúa? Que tonta y confiada soy a veces! me creo que porque dos tipos con una grúa se paren a socorrorme ya nada me va a pasar! y es que, como podéis ver, aún confío en algunas instituciones. Mierda pensé, mejor no hablo con estos dos!.
Pero lo peor es que con la excusa de ver si alguien estaba practicando sexo en el coche, se olvidaban de las líneas continuas de la carretera, se acercaban tanto a los dormidos conductores que más de una vez G tuvo que dar un volantazo!!! Tendriais que a ver visto el espectáculo, G y F sacando sus cuellos cual tortugas a través del cristal y Milongas agarrada al asidero tan cerca de la puerta que todo el cuerpo le hacía daño, aún hoy conservo algún moratón de la fuerza con la que me agarraba! No aguanté más:
Milongas - Pero no veis ilusos que las 8 de la mañana y de camino al trabajo ya van bien jodidos sin necesidad de que nadie les haga nada en el coche!!!!!!!!!!!!!!! GRITÉ ENCOLERIZADA Y BASTANTE ACOJONADA TRAS TRES VOLANTAZOS!
Entonces lo que ya acabó por dejarme paralizada, fue que el señor G dijo:
G - Oye a lo mejor nosotros podemos ser uno de esos del 22%? No? Lo lanzó al aire como si tal cosa, con la misma normalidad del quien dice Buenos días!
F - No me jodas G, que tu y yo sin mariconadas, eh? haciendo una triste imitación de Torrente.
Si me preguntáis, os diré que creo que él se acojonó en ese momento más que yo.
Por suerte, estábamos a dos calles de mi casa, así que sin pensármelo dos veces, les dije que pararan, que bajaran el coche y que lo dejaran allí.
Pude escapar de ellos, eran bastante bobalicones y en ningún momento pensé que pudieran atacarme, pero la verdad que morir en un accidente de tráfico mientras dos pervertidos intentaban presenciar una escena de sexo me removía las entrañas!
Así que creed que me abdujeron los extraterrestres y sobreviví para contarlo. Yo aún hoy, no me lo creo.
HOTEL CALIFORNIA

Se quedó allí sentada sin pensar en nada ¿Que había sido de su vida? Intentó mirar hacia atrás para vislumbrar todo lo que había hecho, pero nada importante asomó en esa ventana del recuerdo. No tenía grandes amoras que recordar, tan sólo un marido apático que nunca le cayó bastante bien, aunque al pasar los años, llegó a acostumbrarse, tal y como su madre le había dicho cuando conoció la noticia de que su padre iba a desposarla con un hombre 17 años mayor que ella. Si, aún retumbaban en sus oídos las palabras de su mamita: "No llores niña, aprenderás a soportarlo!, no llores mi niña, no llores".
Ahora lo recuerda y no puede más que pensar cuan irónica es la vida, su madre le decía no llores niña y sin embargo no se opuso ante nadie de su boda entrea ella, apenas con 14 años y aquel hombre de 31 años. Ahora piensa en ella y la ve vestida con su delantal en la cocian, despotricando contra las vecinas, el gobierno, el país y hasta contra el tiempo, que hacía que se le hincharan los pies. Llega a la conclusión de que nunca la quiso, nunca llegó sentir aprecio por aquella mujer que tiranizaba a sus hijos y se comportaba como un perro faldero con su marido; ella siempre soñaba que no era su hija y que su verdadera madre vendría a buscarla un domingo para llevársela y no volver. Por este motivo, cuando cada domingo salía a la puerta y se sentaba a esperar y pasaba allí horas y horas, cuando alguien le preguntaba que hacía, ella callaba y sonreía maliciosamente pensando en la llegada de su madre verdadera y en la marcha de aquel casería tan grande y oscuro que le abrumaba al corazón.
Ahora no tenía nada, todo lo había perdido. No era dueña si de sus actos ni de sus recuerdos. Sólo de vez en cuando, como ahora, podía atisbar tan claramente el pasado. Una terrible enfermedad le estaba arrebatando lo único que conservaba en ella: su vida, su infancia, sus olores, sus amigos,... le estaba arrebatando lo que ella era. Por eso cuando se asomaba al filo de sus recuerdos intentaba aferrarse por todos los medios para no olvidar que alguna vez lloró, rió y sintió. En definitiva para no olvidar que seguía viva.
Creció al lado de ese hombre que aunque no la trató mal, nunca llegó a quererla, se sentía vacçia nada ocupaba ni su tiempo ni su mente. Lo únoco que recordaba bueno de ese matrimonio que duró 25 años, hasta que él se marchó con una mujer divorciada de 47 años, fueron los momentos íntemos. Pocas veces al mes hacía el amor, tan sólo una o dos veces que fueron haciéndose cada vez más esporádicas, hasta por acabar no haciéndole en los últimos 7 años del enlace.
Esos momentos si los recordaba, él la hacía temblar y sentirse llena de deseo de vigor y excitación. Sabía exactamente donde tocarla para hacerla gozar.
Esos fueron sus mejores momentos. Se pasó 25 años unida a un hombre con la que única felicidad que conseguió fue hacer el amor y no muy a menudo.
La enfermera ha venido y la ha colocado frente a la ventana, desde allí puede ver el jardín y le llega el olor de las Dalias. Oye también los pasos de la gente caminando por el pasillo del hospital.
No tuvo hijos porque su marido no quería y la obligó a tomar medidas para no quedarse en estado. Nunca se preguntó si lo que hizo estuvo bien. En verdad no se cuestionó nunca nada. Todo lo que le decían lo acataba, eso le había enseñado su madre a base de someras palizas.
Una idea deba vueltas en su cabez, sólo una: no quería seguir allí, quería sentirse joven para vivir una nueva vida, pero sus piernas no se lo permitían debido a una artrosis acuciante que le había postrado en una silla de ruedas desde hacía un año. Quería salir y tomar decisiones. quería cuestionárselo todo, hasta el precio del alma, quería hacer el amor con mil hombres, quería mantener sus recuerdos, quería liberarse.
En ese momento de lucidez dirigió la silla de ruedas hacia donde tenía su bolso y sin mediar palabra con ella misma, alzó la mano y se disparó. No se despidió de nadie, creia que el despedirse era un adiós demasiado largo y ella volvería para vivir lo que nunca había podido imaginar.
ESPECTADOR

Aunque ciego, el padre de Juan nunca se perdía un partido de fútbol del equipo local, equipo en el que jugaba su hijo, y seguía las incidencias del encuentro gracias a su oido, excepcionalmente fino.
Un jueves del mes de julio, el anciano falleció repentinamente, y aquel mismo sábado, nos sorprendió ver a Juan en el vestuario del campo.
- No pensábamos verto hoy por aquí Juan - comentó alguien.
- ¿No os dais cuenta - contestó tajantemente Juan - de que, por primera vez, mi padre me va a ver jugar?
AMOR 2


El amor es como una flor en el desierto. Se asemeja al áloe de Arabia que florece una vez y muere; florece en el vacío salobre de la vida, y el brilllo de su belleza se eleva sobre el desierto como una estrella en la tempestad.
Ante el eco de un paso, el amor florece, el amor se derrama sobre el que pasa junto a él. Lo coge, si, coge la roja copa que está llena de miel y se la lleva lejos, por el desierto, lejos, hasta que la flor se marchita, lejos, hasta que el desierto termina.
Hay una sola flor perfecta en el desierto de la vida.
ESA FLOR ES EL AMOR.
LO SIENTO

¿Amor significa no tener que decir nunca lo siento? BOLUDECES
SUEÑOS


Estoy a esto de acariciar uno de mis sueños!

Si, si y si!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Tras correr más de 5 años tras él, al final me he decidido, no valen más excusas, no vale "el ya vendrán tiempos mejores", no vale "no tengo tiempo",... corría el tiempo y poco a poco iba disminuyendo pero nunca desaparecía, él siempre estaba ahí. Al final he sido más lista, he pegado una gran zancada y ya casi lo acaricio. Mi sueño sabe a ética, a cine, a historia del arte, a política, a artes audiovisuales, a literatura, a Historia de España, Cataluña y mundial,...

Mi sueño sabe a HUMANIDADES! dentro de poco (espero! ainsssss) poder decir que me he convertido en HUMANISTA ja, ja, ja,.... y también en UNIVERSITARIA!!!! (again!)
AHORA LO QUE NO SE ES QUE PASARÁ CUANDO ME VEA ENVUELTA OTRA VEZ EN LOS MALDITOS EXÁMENES!!!!!!!!!!!!!!!!
ARHHHHHHHHHGGGGGGGG
 

© Copyright Sólo los tontos saben lo que quieren . All Rights Reserved.

Designed by TemplateWorld and sponsored by SmashingMagazine

Blogger Template created by Deluxe Templates